Ponte en contacto con nosotros y aparece en nuestra sección de criadores, donde mostraremos los datos que nos solicites como redes sociales, email o telefono. ¿Eres criador? Anunciate en nuestra web CONTACTA AHORA

Dendrobates

Bienvenidos a ParaDendrobates, web especializada en dendrobates un género de anfibios que está muy de moda entre los amantes de los terrarios.

Logo ParaDendrobates

También son conocidas como ranas dardo o ranas punta de flecha, este nombre procede del uso que se les da en su lugar de origen, donde usan el veneno que se segregan estas ranas para aplicarlo a los dardos y flechas con los que cazan los habitantes de estas zonas.

Las dendrobates son autoctonas de lugares selvatios como el Sur de America.

Aunque hemos hablado antes del veneno de las dendrobates no hay por que preocuparse, ya que este veneno solo lo poseen cuando viven en la naturaleza. Este veneno lo generan a partir de su alimentación, que se basa en hormigas u otros insectos que producen ácido fórmico. Por este motivo en cautividad son totalmente inofensivas.

Alimentación de las Dendrobates

La alimentación de estas ranas está basada en insectos. En cautividad, el alimento más conocido para estas pequeñas ranas son las conocidas moscas de la fruta. El verdadero nombre de estas moscas es Drosophila y dentro de este género las especies más sonadas serian la drosophila melanogaster, la drosophila hydei y la drosophila funebris.

Otros insectos que nos valdrían como alimento son los colémbolos, las cochinillas blancas y las cochinillas rojas.

Estos 3 últimos, además de servir como alimento, cumplen con una parte fundamental de nuestro terrario, ya que conformarían la microfauna que necesitamos para mantener el ciclo de este hábitat. La principal función de estos insectos es descomponer la materia orgánica generada en el terrario y de paso servir de alimento extra para nuestras ranas dardo

¿Como podemos adquirir colémbolos y cochinillas?

Lo mas fácil en primer lugar sería comprar cultivos de estos insectos en tiendas especializadas, pero una vez hayáis comprado los primeros cultivos lo ideal sería generar vuestros propios cultivos para así ahorrar el gasto en alimentación.

Habitat de las Dendrobates

Lo mas importante para el habitat de estos anfibios son sus parámetros de humedad y temperatura. Como hemos dicho anteriormente las ranas punta de flecha son autóctonas de localizaciones con climas tropicales. En estos sitio nuestras dendrobates viven con una temperatura que ronda entre 22º-30º y una humedad superior al 70% incluso llegando al 100%.

También es importante destacar que las Dendrobates, por raro que parezca, no son buenas nadadoras. Por esta razón no es necesario crear zonas de agua en nuestros terrario, y si se crean es necesario controlar la profundidad.

Ver terrarios

Cría y reproducción de las dendrobates

Si es de tu interés tener dendrobates de mascotas, ya has producido su hábitat favorito e incluso sabes a la perfección como alimentarlos; es hora de que conozcas un poco sobre sus mecanismos de reproducción y los procesos que cumplen para su desarrollo.

Al ser seres anfibios, justo después de realizado el proceso natural de eclosión del huevo se convertirán en renacuajos; en este punto, su comportamiento es primitivo, con alimentación omnívora, muy distintos del consumo normal que presentan los dendrobates adultos.

Además, de momento serán seres acuáticos y durarán en este forma un tiempo relativamente corto, pero, requieren cierta atención.

Como sabemos, son muchas especies de dendrobates y hablar al detalle de cada especie nos llevaría una maestría completa. Pero, podemos comentar algunas de las especies más comunes como guía, identificaremos el sexo y explicaremos los pormenores del apareamiento y conductas de algunas de ellas.

¡Acompáñanos!

Cómo conocer el sexo en las dendrobates

Debido a su reducido tamaño y a algunas características generales de desarrollo, sexar dendrobates no es necesariamente una tarea fácil. Esto quiere decir, que a primera vista podemos intuir algunas características que no serán definitivas hasta tanto el animal no llegue a su edad madura

Por ejemplo, cuando se habla de especies difíciles de sexar, salen a reducir los nombre de las dendrobates “Phyllobates” y “Galactonotus”; cuya compleja diferenciación se debe a que aún en edad adulta, lucen muy similares ente sí.

Cosa que, es muy distinta para especies como los dendrobates Tinctorius «Azureus»; las cuales, son fácilmente clasificables según patrones morfológicos.

Los que cantan son los machos

Puede que muchos de los dendrobatidos sean seres un poco difícil de sexar en general; pero, existe una ley animal que siempre se cumple: si la rana canta, es macho sin dudarlo.

¿Qué quiere decir esto? Pues, que solo solo los machos inflan su garganta o pecho para emitir un sonido ligeramente agudo; el cual, probablemente provenga de alguna zona oscura o algún escondite con poca luz de tu terrario.

El sonido como tal no causa ningún escándalo y no está determinado de ninguna manera por el tamaño de la dendrobate. Por ejemplo: las llamativas y grandes Tinctorius poseen un tono de canto bajo, parecido a un zumbido; a diferencia de las dendrobates Pumilio (ahora llamadas Oophaga pumilio, cuyo canto es sonoro y audible como el trinar de un pájaro.

Además, podemos acotar que las dendrobates cantan comúnmente de día (incluso cuando amanece o está por caer la noche), ya que, son una especie diurna. Pero, cuando un macho cante, este será el aviso perfecto para dar a conocer que se encuentra en edad reproductiva; cosa que ocurre en especie mayores a 1 año.

Conducta y división por su territorio

La territorialidad es un fenómeno común entre la mayoría de los seres vivos en nuestro planeta y se presenta comúnmente entre machos; aunque, en algunas ocasiones podemos presenciar el comportamiento separatista y protector por parte de las hembras de cualquier especie.

Para que un grupo de dendrobates conviva de forma pacifica en un terrario deben ser una camada joven. De hecho, pasado el primer año, las ranas macho comenzarán a cantar y a buscar reproducirse; lo que podría derivar en muchos casos en altercados físicos entre ellos para ganar una reproducción efectiva.

Incluso, aunque las hembras suelen tolerarse entre sí de forma casual, la presencia de un único macho en el terrario puede generar peleas entre ellas; también ellas se pueden medir en combate por ser las ganadoras de la atención del macho reproductor.

Algunas especies son conocidas por sus conductas de combate al momento de reproducción, aquí las mencionaremos:

  • La especie de Ranitomeya ventrimaculata son una especie que puede mantener a varios miembros juntos durante toda su vida. Las hembras pueden desovar juntas y los machos podrán fecundar en cualquier momento sin problemas.
  • En el caso de las Phyllobates, se conoce que también pueden juntarse en grupo durante mucho tiempo; aunque, los machos evitan “pisar el terreno del otro macho”, cada uno consigue un espacio.
  • Algunas especies territoriales (leves) de referencia común son: Variabilis, Dendrobates tricolor y R. fantástica; desde donde se deduce qué: las especies grandes y de alimentación arborícola, suelen ser territoriales. Sus peleas no pueden utilizarse para sexarlas, ya que, pueden ser dos hembras luchando por un macho o un par de machos delimitando su terreno.
  • las ranas que suelen poseer conductas peligrosas y sin ninguna contemplación por el otro son la variedad Oophaga. Dos machos colocados en el mismo lugar comenzarán a silbarse entre sí hasta que el macho dominante logre expulsar al otro de su terreno.

Debido a que las dendrobates no cuentan con armas externas visibles con las cuales pueden pelear tales como: pezuñas, dientes, etc. sus peleas pueden subestimarse.

Pero, la verdad es que pueden llegar a pelear muy seriamente por su territorio; aplastando al contrincante y/o dejando al otro aislado de comida por mucho tiempo hasta matarlo. Es mejor mantener a las especies dominantes separadas en parejas.

Sexualidad según algunas especies

Aparte de utilizar el canto y las actitudes de algunas dendrobates, podemos utilizar algunas de sus condiciones morfológicas para sexarlos. Por ejemplo: en la mayoría de las especies las hembras son de mayor tamaño que los machos y también, son un poco más robustas. Pero, esto no aplica a todas las especies, por ello comentaremos algunas diferencias entre especies específicas:

Tinctorius:

  • Al alcanzar la adultez las hembras poseen dimensiones mayores que los machos e incluso, su cuerpo es más abultado.
  • Los machos cuentan con dedos de lisos y con puntas redondeadas; pero, las hembras pueden poseer extremidades con las puntas prácticamente rectas.
  • Los machos cuentan con las puntas de los dedos aclaradas con respecto a su color general, las hembras no.

Arborícolas:

  • Las hembras cuentan con tamaños mucho mayores que los machos, incluso un 25%.
  • Las hembras se toleran entre sí de forma tranquila.
  • Los machos cuentan con forma redondeada y prolija entre su cabeza y el abdomen, mientras que las hembras poseen un abdomen más pronunciado.

Especies como: “Galactonotus, Leucomelas y Auratus” son las excepciones a la regla; porque cuentan con similitudes en su tamaño (hembras y machos), además de que lucen características externas similares. La forma de darse cuenta es verlos cuando se reproduzcan o escucharlos silbar.

Proceso de reproducción

A pesar de que sabemos que existen diferencias y excepciones para todos los casos; podemos resumir al proceso de reproducción de algunas dendrobates de la siguiente manera:

Si son terrestres:

  1. Los machos suelen elegir un lugar de puesta o de escondite de su preferencia; desde allí, comenzarán a cantar para que las hembras los escuchen. Al ser escuchados por una hembra cargada e interesada, esta le expondrá sus intenciones utilizando su pata para tocarle la espalda.
  2. Cuando el macho se decida por una hembra, se moverá hacia su lugar de puesta escoltado por la hembra. Usualmente son lugares húmedos y con superficie plana.
  3. La hembra procederá a depositar los huevos y el macho hará su labor con la fertilización. Este proceso puede tardar un tiempo, ya que, algunos machos no lo hacen a la primera.
  4. Lo común es que las hembras coloquen entre media o una docena de huevos. Pero, especies como las Phyllobates pueden llegar a depositar una treintena.
  5. Una vez puestos, el cuidado de los huevos es responsabilidad del macho; que pondrá los huevos en agua cuando estén listos.
  6. Al colocar los renacuajos en el agua, se puede decir que los huevos quedan huérfanos, dejados a su suerte para que se desarrollen.

Es importante destacar que los pequeños renacuajos de estas especies de tierra son omnívoros y se alimentarán de todo a su paso. Lo que incluye: otros huevos, pequeñas algas, larvas o incluso insectos que se crucen en su agua.

Si son arborícolas

  1. A diferencia de las especies terrestres, cuando un macho dendrobate canta y quiere aparearse, es el quien se acerca a la hembra. Es decir, las desinteresadas en este caso serán las hembras, quienes pueden durar semanas ignorando el canto de los machos deliberadamente o hasta que estén listas.
  2. Cuando una hembra se decida, seguirá al macho hacia su lugar de puesta escogido.
  3. Las especies arborícolas prefieren colocar sus huevos en las hojas o plantas cercanas, que cuenten con un excelente acceso al agua.
  4. Una vez que la hembra coloca sus huevos, los cuidados cambian notablemente con respecto a la especie terrestre. Sucede algo así:
  • Si es una especie no comedora de huevos. Cuando estos eclosionen serán trasladados por el macho hacia el agua para que crezcan y se desarrollen.
  • Si es una especie que opcionalmente consuma sus huevos. Cuando se dé el desove y fertilización los machos permanecen cerca de los huevos y cantará por semanas para atraer a la hembra. Esta depositará nuevos huevos en el agua, que servirán para nutrir a los renacuajos crecientes.

Pero, puede que los renacuajos se alimentes de cualquier otro ser vivo que se encuentre en el agua, haciendo el consumo de huevos opcional.

  • Si son consumidores primarios de huevos. En este caso, al momento de la eclosión de los huevos, es la hembra quien traslada sus crías al agua; además, los vigilará, depositando continuamente huevos sin fertilización que servirán de alimento hasta que los renacuajos se conviertan en pequeñas ranas.

Enfermedades en Dendrobates

Este tipo de anfibios es propenso a sufrir de diferentes enfermedades que son causadas por diversos factores, siendo la mayoría de ellas, patologías cutáneas que se producen cuando se genera una infección en alguna herida que se encuentre expuesta al ambiente, además de otras que no son curadas de la manera adecuada y, al estar expuestas a microorganismos y bacterias se generan las infecciones.

Además de infecciones generadas por bacterias en el ambiente, estos microorganismos actúan como patógenos que generan enfermedades cuando el animal tiene las defensas bajas y debilitadas; por lo tanto, la enfermedad actúa con mayor intensidad, siendo este tipo de problemas ocasionados generalmente por algún virus u hongo con el que el dendrobates haya tenido contacto.

Otros problemas que afectan a estos animales suelen estar relacionados con colonizaciones microbianas en los tejidos, que generan enfermedades graves que en la mayoría de las veces que sucede, propicia la muerte de la rana.

Por esta razón, es fundamental conocer las causas y síntomas de estas enfermedades para evitar que ocurran problemas graves con los dendrobates.

Enfermedades bacterianas en Dendrobates

Aunque existen diversos tipos de enfermedades bacterianas que afectan al Dendrobates, una de las más comunes es el Síndrome de la Pata Roja.

Síndrome de la Pata Roja:

A esta enfermedad también se le denomina sermatosepticemina bacteriana y se le detecta porque su síntoma principal es el enrojecimiento de las extremidades de la rana; además de otras manifestaciones que incluyen hinchazón, anorexia y hasta necrosis en los casos más graves.

También conocida como Red Leg Symdrom, es una infección que se genera por la bacteria del género Aeromonas, Citrobacter, Pseudomonas, Proteus y Salmonella. Cabe destacar que, estos no son los únicos elementos que generan la enfermedad, sino que también pueden encontrarse otros vectores que incluyen:

  • Bacterias: Bacterias conocidas como las Enterobacterias, Streptococcus, también conocida como Staphylococcus.
  • Hongos: El hongo Batrachochytrium dendrobatidis.
  • Virus: Uno de los más comunes, el ranavirus.

Por otra parte, no se puede pasar por alto el hecho de que este síndrome también se ha evidenciado en otros animales como salamandras y tritones, sin diferencia de que sean criados en cautiverio o en su hábitat natural.

Afortunadamente, el tratamiento para esta enfermedad bacteriana solo incluye un baño con Gentamicina, un antibiótico que debe diluirse en la proporción de 1 gramo por litro de agua. Se recomienda dar dos baños al día al animal.

Enfermedades por hongos en Dendrobates

En cuanto a las enfermedades por hongos, puede haber muchos tipos que generan infecciones o que contaminan a la rana. Sin embargo, los problemas más frecuentes suelen presentarse por Quitridiomicosis.

·         Quitridiomicosis

Se trata de una enfermedad bastante común y letal que afecta gravemente a los dendrobates, a tal punto que ha implicado una reducción masiva de la población de estos y otros anfibios en todo el mundo. Es considerada la patología más peligrosa que pueden padecer estos animales y se produce por el hongo Batrachochytrium dendrobatidis.

Como la mayoría de las enfermedades de las ranas, se produce en la piel que es el órgano más sensible y expuesto de las mismas. En este sentido, el hongo actúa directamente sobre la piel, provocando anormalidades en esta, tal como el problema de transporte de electrolitos, que es la principal alteración que, consecuentemente, genera otras patologías asociadas con el daño cardiaco.

La manera de distinguir si una rana tiene esta enfermedad es observando sus síntomas, que generalmente se manifiestan de la siguiente manera:

  • Letargo o cansancio prolongado.
  • Pérdida de apetito.
  • Eritema cutáneo.

Cabe destacar que, la primera vez que esta enfermedad causada por hongo fue detectada, fue en una rana flecha azul venenosa. Sin embargo, estudios posteriores determinaron que esta infección puede afectar a todas las especies de dendrobates. De hecho, la Organización Mundial de la Sanidad Animal, determinó que este patógeno podría ser la causa de extinción de muchas especies en el mundo.

Virus en Dendrobates

A pesar de que hasta ahora hemos comentado que los dendrobates pueden enfermarse por bacterias, estas especies no quedan exentas ante los virus, de hecho, existe una enfermedad de este tipo que solo afecta a los anfibios.

·         Ranavirus

Este virus proviene de la familia Iridoviridea, que son considerados como uno de los patógenos más conocidos entre los que afectan a los anfibios. Sin embargo, esta no es una razón para tranquilizarse, en especial si se comprende que, a partir de este virus, muchos otros pueden ingresar al organismo del animal y generar otras complicaciones.

La transmisión de esta enfermedad se produce cuando se da el contacto directo con otros dendrobates infectados, por lo que es recomendable asegurarse de que los animales no estén enfermos antes de colocarlos en un mismo espacio.

Entre los síntomas que desarrolla esta patología se encuentra el padecimiento de letargo, anorexia y dificultades para nadar, lo que podría afectar significativamente la vida del anfibio. Pero, también, con un examen más profundo puede observarse la coloración del bazo o el hígado para asegurarse de que los mismos mantengan su color natural, afirmando que el virus no está en el cuerpo.

Parásitos en Dendrobates

Las enfermedades por parásitos en dendrobates también pueden ser muy comunes y suelen ser originadas por parásitos como:

  • Trematodos

También conocidos como Ribeiroia ondatrae, son un tipo de parásitos que afectan gravemente a las ranas porque producen quistes que, consecuentemente, generan malformaciones en las extremidades de los animales.

  • Oligoquetos

Estos parásitos se ubican en el tracto urinario de los dendrobates y aunque pudiera considerarse que solo afecta a algunas especies, se han realizado estudios que demuestran que pueden perjudicar a todos estos tipos de ranas.

  • Nemátodos

Los problemas de esta enfermedad se generan por los conocidos gusanos pulmonares, denominados Rhabdias que afectan gravemente a los dendrobates debido a que estos parásitos atacan violentamente los órganos de estos animales, ocasionando síntomas como la enteritis y el aumento exagerado de la mucosa intestinal.

Al igual que los otros agentes patógenos que generan enfermedades en dendrobates, suelen presentar síntomas específicos, por lo que es recomendable atenderlos de inmediato.